Viceministerio de Telecomunicaciones
Reglamento Ambiental para el Sector de Telecomunicaciones aprobado por Decreto Supremo N° 3129

Reglamento Ambiental para el Sector de Telecomunicaciones aprobado por Decreto Supremo N° 3129

El Reglamento Ambiental tiene por objeto regular actividades, obras o proyectos del sector telecomunicaciones con la finalidad de proteger el medio ambiente y los derechos de la Madre Tierra, para lo cual, se establece para la tramitación de Licencia Ambiental:

  • Formulario de Solicitud de Certificado de Dispensación, en categoría 4 de evaluación de impacto ambiental,
  • Programa de Prevención y Mitigación – Plan de Aplicación y Seguimiento Ambiental, en categoría 3 de evaluación de impacto ambiental,
  • Ficha Ambiental, para aquellos proyectos que no se encuentren consignados en las condiciones definidas en las categorías 3 y 4.

 

En relación al control y seguimiento ambiental establece que el operador presente informe a la Autoridad Ambiental Competente referente a la actividad, obra o proyecto de categorías 3 de evaluación de impacto ambiental al finalizar la etapa de ejecución y en la fase de operación únicamente a requerimiento de la Autoridad Ambiental Competente, sin embargo, en la categoría 4 está exenta de presentar informe, debido que los impactos ambientales negativos son bajos y los impactos positivos son significativos en las condiciones socioeconómicas y culturales por el acceso a los servicios de telecomunicaciones. 

Asimismo, establece que la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes – ATT, debe realizar la comprobación técnica de emisiones electromagnéticas y publicar vía internet en el sistema de información sectorial de acuerdo a lo establecido en la Ley N° 164, General de Telecomunicaciones, Tecnologías de Información y Comunicación. 

Su implementación no requiere inversión pública, beneficia al Estado Plurinacional ampliando la cobertura de los servicios de telecomunicaciones y a los operadores permite ampliar infraestructura para  proveer servicios de calidad a los usuarios en el marco de la política de acceso universal a los servicios de telecomunicaciones.